Mujer sin “cita”

Mucho tiempo luché por ser una “ mujercita”


Me inspiraban ciertas ideas que suponía debían orientar mi comportamiento ante una realidad que acepta la libertad mientras se mantenga en los límites de la moral establecida.


No me estoy quejando de lo que elegí vivir es por eso que la comparativa no es bienvenida cuando se trata de seguir cuestionando lo creemos puede y deber ser para todas una mejoría .


Porque el ser mejor es la única fuerza que a una mujer sin “cita “ mantiene viva , cuando la cita es solo lo que debería.


Ser una mujercita implica amabilidad desmedida , una mujer lo es cuando recibe el mismo trato y es fácil a su decisión y osadía .


Una mujercita no debe ser orgullosa pero una mujer es digna siempre al defender con orgullo su integridad y valía .


Una mujercita solo ríe, pero una mujer se carcajea y llora si en su alma se siente herida.


Dicen también que las mujercitas son tiernas , pero las mujeres son en realidad tiernas , frías , flexibles e inflexibles según lo requiere cada día .


Ser una mujercita es conversar con mesura, ser mujer es hablar con claridad y libertad lo se que piensa sin sentirse sometida .


Y lo más importante

Una mujercita ama con recato y con cautela, una mujer ama por que sí , porque no , por sí acaso y sin medida.




4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo